Una gran mujer maulina

Cuando el mundo entero conmemora el 8 de marzo el día internacional de la mujer, queremos traer a la memoria colectiva el recuerdo de una gran maulina por adopción, reconociendo a través de ella el invaluable aporte de la mujer en el desarrollo de nuestra comuna, nos referimos a la señora Leter Campos Villar. Tenemos la seguridad que quizás no muchas personas sabrán de su vida ni su obra, sin embargo, como portal de historia tenemos el deber de alzar su figura aun cuando aquello solo sea un homenaje póstumo a su obra.

Nacida en Talca el 29 de abril de 1918, la señora Leter Campos realizó sus estudios en el Pedagógico de la ciudad de Santiago y su vínculo con nuestra comuna se gestará un verano de la década del 30’, ocasión en la encontrándose de vacaciones en la casa de sus abuelos en el sector de Las Huachas, conoció a don Alfonso Vergara Bravo quien era oriundo de Linares de Perales, de aquel verano casual surgirá un romance el cual con el paso de los años terminara por convertirse en una unión matrimonial.  Esta unión determinará que la señora Leter, deje sus estudios seculares y se traslade a vivir al secano del sector poniente de la comuna de Maule.

Su obra

Una vez radicada en el sector y con el ímpetu de su juventud la señora Leter supo abrirse paso en una tierra de hombres. Con la ayuda del padre Froilán Méndez instaló la escuelita parroquial San José de Colín, la cual albergaba a una veintena de niños de diferentes edades y de clases sociales populares que recibieron de esta forma sus primeras enseñanzas. La escuelita como era conocida funcionó hasta el año 1965, fecha en la que se creó el primer establecimiento público del sector.

El legado de la señora Leter Campos en la zona, no solo da cuenta de su vocación de maestra, sino que además contribuyó en muchas aristas tales como ayuda social a los más necesitados, el trabajo en terreno descubriendo las necesidades del mundo campesino rural, el desarrollo de bautizos, primeras comuniones, en mucha de las cuales incluso participó el mismo Obispo Manuel Larraín.

Como coronario y prueba tángible del altruismo de la señora Leter, podemos señalar que los terrenos donde hoy se ubican la escuela y la Posta Rural de Linares de Perales fueron donados por tan ilustrísima dama.

La señora Leter Campos Villar, madre de la señora Ximena Vergara, residente del sector de las Huachas y del ex Director de la Escuela de Inteligencia del Ejército Roger Vergara, dejó de existir un 6 de julio de 1991, en la ciudad de Talca.